Cóctel de riesgo de obesidad en la infancia

El abuso de las pantallas y la publicidad de alimentos poco saludables son un cóctel que aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia. En España, uno de cada tres niños tiene sobrepeso y los pediatras advierten que la grasa corporal a edades tempranas se asocia a diferentes patologías como la hipertensión o la diabetes tipo 2.

La obesidad es la enfermedad crónica más prevalente en la infancia y la adolescencia, advierte el Asociación Española de Pediatría (AEP) y en España las cifras no mejoran.

Según el estudio PASOS 2022 de la Fundación Gasol, el exceso de peso en niños se sitúa en el 33,4%. En concreto, entre los años 1998-2000 y 2019 el sobrepeso creció del 22,4 % al 23,8 %, mientras que de 2019 a 2022 disminuyó: del 23,8 al 21,6 %.

Un problema de salud mundial

En ocasión de Día Europeo contra la Obesidadque se conmemora cada año el tercer sábado de mayo, los pediatras destacan que tanto la obesidad infantil como el sobrepeso son un problema de salud mundial, influido por una alimentación poco saludable, falta de sueño, disminución de la actividad física y aumento de la inactividad, vinculados a la exposición a las pantallas.

De acuerdo a el Comité de Nutrición y Lactancia Materna y el Comité de Promoción de la Salud (CPS) de la (AEP) La grasa corporal a edades tempranas se asocia con hipercolesterolemia, hipertensión o diabetes tipo 2, todas patologías que tienen gran repercusión y que actualmente son la principal causa de morbimortalidad en el mundo.

Las pantallas destacan como factor de riesgo

El uso inadecuado de las pantallas se perfila como un factor de riesgo de obesidad en la infancia y la adolescencia.

“Si bien un uso saludable de los dispositivos digitales tiene importantes beneficios -permite una mejor comunicación, acceso ilimitado a información de calidad, entretenimiento, aprendizaje, etc.-, su uso inadecuado también se ha relacionado con el sedentarismo, mayor consumo de alimentos poco saludables, mayor riesgo de obesidad, aislamiento, depresión y conductas adictivas”. afirma el coordinador del CPS de la AEP, Julio Álvarez.

por eso ela la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda la exposición a pantallas de niños y adolescentes durante más de dos horas al día.

Otras notas de Salud:  Cómo desahogarte con tus amigos sin abrumarlos

Sin embargo, según el estudio PASOS 2022, solo el 36% de los menores la cumplen, cifra que desciende aún más el fin de semana, cuando solo el 16,2% de los niños pasan menos de dos horas frente a las pantallas.

Los pediatras señalan, en base a una revisión sistemática publicada en 2019 que analiza diferentes estudios al respecto, que existe evidencia de que cuantas más horas se pasan frente a la pantalla, y en particular frente al televisor, más se gana peso y hay una mayor riesgo de obesidad. en la infancia.

El sedentarismo y el excesivo tiempo que los menores pasan frente a las pantallas agravan los problemas de sobrepeso y obesidad. EFE/Luis Tejido

Esta revisión, apunta la AEP, no encuentra “una relación clara entre el uso de pantallas y una disminución de la actividad física”, pero en otros estudios sí relacionan que los adolescentes menos activos pasan más tiempo frente a los dispositivos.

Una población vulnerable a la publicidad

Donde, según la AEP, existe un mayor consenso es en la asociación entre la exposición a las pantallas, especialmente la televisión, y el aumento de alimentos y dietas menos saludables.

De esta manera, mirar televisión puede suprimir las señales de saciedad. Además, la exposición a la publicidad de alimentos poco saludables que llega a los menores a través de las pantallas favorece su consumo.

Por ello, la AEP sostiene que entre los factores “más importantes” que influyen en el inicio y mantenimiento de malos hábitos alimentarios se encuentran, precisamente, la accesibilidad y publicidad de este tipo de alimentos para una población vulnerable, como es la niñez y la adolescencia. .

obesidad infantil
EFE/Jordi González

“En estas etapas de la vida se desarrollan preferencias alimentarias que condicionarán nuestros hábitos futuros. Los reclamos publicitarios dirigidos a niños y adolescentes están presentes en su vida cotidiana y tienen un gran impacto en ellos. El problema es que los productos menos saludables siguen siendo los más publicitados”, advierte la coordinadora del Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la AEP, Rosaura Leis.

De hecho, según Leis, en 2015 alrededor del 50% de los anuncios de comida televisados ​​en España contenían algún tipo de alegación nutricional y casi dos tercios correspondían a productos poco saludables.

Otras notas de Salud:  Enfermedades infecciosas: biopelículas - EFE Salud

La lucha contra la obesidad y las ‘4Ps’

Por ello, los pediatras insisten en que la lucha contra la obesidad debe ser tarea de todos, tanto del niño con obesidad como de las “4 Ps (Padres, Pediatras, Docentes y Políticos)”, así como de la industria, ONG y medios de comunicación.

Y recuerdan la importancia de promover estilos de vida mediterráneos y atlánticos saludables que, según la coordinadora de la AEP, “han hecho de nuestra población, junto con las mejoras sanitarias y socioeconómicas, una de las más longevas del mundo y con una alta calidad de vida”. vida”.

obesidad infantil
EFE/Julián Pérez

Dejá un comentario