Una guía para personas que son realmente malas para no hacer nada

Este ejercicio no resolverá automáticamente lo que esté mal (¡y es más fácil decirlo que hacerlo para muchos de nosotros!), pero puede evitar que agarres tu teléfono para evitar sentir tus sentimientos, dice el Dr. Zucker. De manera similar al consejo de culpabilidad anterior, una vez que haya identificado con qué está luchando, es posible que pueda abordarlo, ya sea con un profesional de la salud mental o por su cuenta, para que no continúe obstruyendo su tiempo de inactividad.

3. Reformule cómo ve el “tiempo para mí”.

“Cuando venimos de un espacio de ser, a menudo somos más capaces de ser las personas que queremos ser que cuando venimos de un lugar de ‘hacer’ porque no estamos ansiosos, Tengo que demostrar que soy digno lugar”, dice el Dr. Gooden. “Nos mostramos mejor para los demás y para nosotros mismos cuando estamos descansados, nutridos y cuando hemos tenido tiempo para jugar en comparación con cuando estamos sobrecargados de trabajo o exhaustos. Invertir en ti mismo te ayuda a mostrarte en el mundo de la manera que quieres”.

Si te cuesta relajarte porque crees que estás decepcionando a los demás o a ti mismo, considera cómo quieres mostrarte ante las personas en tu vida (incluyéndote a ti mismo). Es posible que desee aportar una presencia sensata a la crianza de los hijos, ser un socio menos reactivo o sentirse menos estresado en su trabajo. Luego, piensa en qué te ayuda a relajarte (tal vez sea un paseo por el parque al mediodía, una siesta falsa o sentarte solo en el sofá durante una hora con un crucigrama) y haz todo lo posible para priorizarlo, pidiendo ayuda si lo necesitas. eso. Darse cuenta de que el tiempo de inactividad le permite ser lo mejor posible puede ayudarlo a replantearlo como esencial en lugar de egoísta, improductivo o [insert negative adjective here].

Otras notas de Salud:  La importancia del contacto padres-hijos

4. Considere agregar algo de estructura a su relajación.

¿Tiene dificultades para sentarse totalmente quieto con una agenda en blanco? Algunos estudios han encontrado que períodos breves de meditación de atención plena (30 minutos más o menos) pueden aumentar la creatividad, lo que sugiere que el cerebro piensa mejor cuando está tranquilo y, en general, los ejercicios de atención plena pueden facilitar la relajación. Incluso una sesión de meditación de 5 o 10 minutos o algunas posturas de yoga pueden ayudarlo a entrar en un estado más relajado. Dado que estas prácticas tienen cierta estructura, pueden facilitarte gradualmente el ser, según la Dra. Zucker (a ella le gusta la aplicación Insight Timer para sesiones cortas y relajantes de atención plena).

“Una postura de yoga o una minimeditación guiada pueden ayudarlo a sentir que está haciendo algo y al mismo tiempo calmar la mente”, dice ella. Solo recuerde: “Trate de no juzgar si es ‘bueno’ o no en estas prácticas”, dice el Dr. Zucker. Si surgen pensamientos críticos, intente repetir un mantra como, Estoy trabajando en simplemente estar en mi espacio, o, Esto es lo mejor que puedo hacer en este momento, y es lo suficientemente bueno.

5. ¡Haz algo, si quieres! Solo haz que sea algo que (¡palabra clave!) realmente disfrutes.

Descansar no significa necesariamente no hacer nada literalmente, pero sí significa obtener satisfacción de lo que sea que hagas (o dejes de hacer). Suena simple, pero la próxima vez que tenga tiempo libre, el Dr. Gooden recomienda pensar en lo que Uds quiere hacer, no lo que cree que obtendría “me gusta” en las redes sociales o lo que sus pensamientos críticos le dicen que “debería” hacer. Tal vez sea comer su postre favorito, pasar 15 minutos con su hijo o leer una novela romántica. Elijas lo que elijas, hazlo con atención y saborea el momento: huele la comida. Dele a su hijo toda su atención. Siente el peso del libro en tu mano. Pon tu teléfono fuera de alcance.

Otras notas de Salud:  Informe anual de la Fundación Anar

Orientar el tiempo libre hacia lo que te hace sentir bien, en lugar de lo que quieres que vean los demás o lo que crees que deberías estar haciendo, te ayuda a deshacerte del perfeccionismo y otras presiones que en última instancia nublan la relajación, explica la Dra. Gooden. estás fuera de tu cabeza y completamente presente”, dice ella. “El disfrute que sientes después ayudará a reforzar el comportamiento”. Cuanto más sueltes realmente, más fácil será, sí, incluso para ti.

Relacionado:

Dejá un comentario