6 formas de sentirte más feliz con tu tiempo libre, según un experto

Si se siente resentido por la falta de tiempo de inactividad, el Dr. Holmes dice que, en lugar de concentrarse en el tiempo que no tiene, apunte a usar el tiempo que tiene de manera más estratégica. Organizar sus días para incluir menos de lo que obstaculiza su felicidad, más de lo que importa y el tiempo suficiente para no hacer nada en absoluto puede ayudarlo a sentirse menos atado. En otras palabras, con algunos ajustes de horario, es posible que pueda encontrar su punto óptimo de tiempo de inactividad. Aquí hay cinco formas relativamente simples de comenzar a trabajar hacia una vida de (suficiente) ocio.

1. Haz un balance de tu tiempo libre actual.

“El tiempo discrecional es el tiempo que se pasa como usted quiere, no como tiene que hacerlo”, explica el Dr. Holmes, por lo que no se limita a las horas que no trabaja ni duerme. Para ver cuánto tiempo libre tiene realmente, tome una hoja de papel o acceda a una aplicación de notas para hacer algunas matemáticas simples. Comience por calcular los descansos o el tiempo libre que tiene en un día determinado. Tal vez te levantaste temprano y te metiste en una sesión de yoga de 30 minutos. En el trabajo, tal vez dio un paseo de 15 minutos para tomar un café con un compañero de oficina. Si escuchó un podcast favorito o llamó a su hermana para hablar sobre su día durante su viaje a casa, anote esos minutos también. Y vale la pena señalar que los minutos no necesitan ser perfectos para contar. ¿Su caminata de 15 minutos fue interrumpida por una llamada telefónica de su exigente jefe? Eso no significa que no debas contar el tiempo si lo disfrutaste en general.

Otras notas de Salud:  Viruela del mono: puede afectar a los ojos

“Dos horas suena como un lujo para algunos de nosotros, pero si miras tu día y calculas, verás que suma”, dice el Dr. Holmes. “Es posible que descubras que ya estás cerca de dos horas de tiempo que no hubieras querido gastar de otra manera”. Es importante reconocer que este punto óptimo está al alcance de la mano sin tener que hacer ningún cambio drástico en la vida, porque saber que algo se puede lograr crea una sensación de esperanza en lugar de desesperanza, dice el Dr. Holmes.

2. Trate de cortar la pelusa.

Si su tiempo discrecional por lo general no llega a las dos horas, el Dr. Holmes sugiere buscar desperdicios. Específicamente, está buscando minutos (y, a veces, horas) que pasa de una manera que no se siente satisfactoria. Desafortunadamente, el trabajo y los desplazamientos ocupan una gran parte del tiempo de muchas personas. Aunque esas actividades probablemente no se pueden abandonar, al menos podrías hacerlas más satisfactorias al programarlas con alegría, dice el Dr. Holmes. (Aquí hay más de sus consejos para una semana laboral menos agotadora).

Con todo lo demás, recomienda buscar lo que puedas sacrificar. “Una forma de aumentar su tiempo disponible es reducir la cantidad de tiempo que dedica a desplazarse por las redes sociales”, escribe el Dr. Holmes en Hora más feliz. “Esto puede disminuir cuánto reflexionas con envidia sobre todas las formas glamorosas (y cuidadosamente seleccionadas) en que otros pasan su tiempo, por ejemplo. También liberará minutos reales”. No es necesario que se abstenga por completo de sus aplicaciones, pero podría tratar de mantener su teléfono en un cajón o en otra habitación para que sea menos tentador, por ejemplo, o establecer un límite de 30 minutos en las redes sociales para usted por la noche, lo que se sienta factible. A usted. El objetivo no es sentirse mal por cómo pasa el tiempo; es buscar minutos que puedas reclamar.

Otras notas de Salud:  Motivos por los que evitar las 'dietas milagro'

3. Subcontrate siempre que sea posible.

Para todas las actividades de blech que debe hecho, el Dr. Holmes recomienda subcontratar siempre que pueda. Si es financieramente factible para usted, cambie un viaje al supermercado por una entrega de comestibles (asegúrese de dar una buena propina), una preparación de la cena que requiere mucho tiempo con un servicio de entrega de comidas u otra noche de crianza de los hijos solo para una niñera, todo lo cual podría aligerar su carga lo suficiente como para tomar un respiro. “El tiempo es un recurso que importa. Si tiene los medios, la investigación muestra que vale la pena invertir en productos y servicios que ahorran tiempo”, dice el Dr. Holmes. Y los resultados del estudio al que se refiere se mantienen en todos los niveles de ingresos, edad, sexo, estado civil y si hay o no niños en casa. Es decir, las personas que gastan dinero para ahorrar tiempo son más felices que las que no lo hacen.

Dejá un comentario