Factores que afectan al gasto energético en el deportista

Hay muchos factores que afectan directamente el gasto de energía. Descubra cómo influyen en los atletas.

Última actualización: 10 de diciembre de 2022

El gasto energético determina el balance calórico y con él la composición corporal del deportista. Saber aumentarla te permite ser más eficiente a la hora de modular el peso corporal y la masa grasa de un deportista. Por ello, te vamos a enseñar los factores de los que depende esta variable. El gasto energético depende de la masa muscularEl músculo es un tejido metabólicamente muy activo, mucho más que la grasa. Por ello, necesita un gran aporte de nutrientes para mantenerse y realizar sus funciones. Una mayor cantidad de músculo se asocia con un aumento de los requerimientos energéticos tanto en reposo como durante la actividad, tal y como recoge la revista “Revue des Maladies Respiratoires”. De este modo, En un deportista es interesante maximizar los valores musculares con el fin de minimizar los valores de grasa.. Esta tarea se puede lograr a través del entrenamiento de resistencia ya través de la adaptación dietética. Es necesario ajustar la ingesta de proteínas y energía para favorecer la creación de tejido muscular. El aporte de ciertos minerales como el zinc puede ser fundamental para asegurar una adecuada producción de testosterona y con ello estimular la síntesis proteica. Los suplementos de zinc pueden ser una buena opción exógena cuando se trata de aumentar los niveles de testosterona. Además, existen ciertas ayudas ergogénicas como la creatina y el hmb que podrían contribuir a esta tarea. La ingesta de proteínas y carbohidratos antes y después del entrenamiento también mejora las adaptaciones musculares al ejercicio y estimula la hipertrofia. La dieta puede condicionar el gasto energético El hecho de metabolizar los alimentos requiere un aporte de energía. Dependiendo del producto de que se trate, la energía necesaria para su digestión puede variar. Además, existen una serie de sustancias que tienen la capacidad de aumentar el gasto energético diario. Son muy utilizados en dietas hipocalóricas con el objetivo de adelgazar. Un ejemplo específico es la cafeína. Esta sustancia permite un aumento del rendimiento cognitivo. Por otro lado, su ingesta se asocia con la promoción de la pérdida de peso, según un artículo publicado en el “European Journal of Clinical Nutrition”. también, siEl consumo de u contribuye a un retraso en la aparición de la fatiga y a una mejora en el rendimiento deportivoJunto a la cafeína existen otras sustancias capaces de influir en el gasto energético. Otro ejemplo es el de la capsaicina, que existe en los chiles y otras comidas picantes. La ingesta de alimentos con este sabor suele provocar un aumento del gasto energético que pueden influir positivamente en la pérdida de peso, según un artículo publicado en International Journal of Food Sciences and Nutrition. La actividad física condiciona el gasto energético A pesar de que todos estos factores de los que hemos hablado pueden influir en el gasto energético, el que tiene mayor incidencia en su modulación es la actividad física. A través de la práctica deportiva podemos aumentar nuestras necesidades energéticas hasta en un 100%. Por ello, muchos deportistas necesitan llevar a cabo una dieta que duplique las necesidades de un individuo adulto sedentario sano. hombre de hierro Puede tener un gasto energético de 10.000 kcal para hombres y 8.550 kcal para mujeres. una sesión de ajuste cruzado 20 minutos en cambio pueden suponer un aumento del gasto de 350 kcal para un hombre que pesa unos 50 kg. Crossfit requiere una nutrición específica, ya que genera una alta pérdida de calorías. Por ello, la mejor forma de abordar la pérdida de peso es aumentando la actividad física, no tanto la restricción calórica. Además, en los deportes de fuerza, el aumento del gasto va más allá de la duración del propio ejercicio, horas después los músculos pueden seguir consumiendo grandes cantidades de energía.¡A tener en cuenta!El gasto de energía determina en gran medida la composición corporal de un atleta. Por ello es necesario conocer los factores que la modulan. Aunque la dieta puede jugar un papel en el aumento de esta variable, es el ejercicio el que puede modularla en mayor medida. El ejercicio de fuerza es una gran opción a la hora de aumentar el gasto. Por un lado, quema muchas calorías. Pero también permite que tus músculos estén metabólicamente más activos horas después. No debemos olvidar que este tipo de ejercicio estimula adaptaciones musculares ligadas a la hipertrofia. Los músculos más grandes significan un mayor gasto de energía incluso en reposo.Tú podrías estar interesado…

Otras notas de Salud:  4 ejercicios de tabata para quemar grasa

Dejá un comentario