Desperdicio alimentario: ¡Que no sobre nada!

El nuevo episodio del podcast “A gusto con la Tierra” recuerda diferentes formas de paliar el desperdicio alimentario: la planificación y el orden son las claves.

Ya sea por motivos económicos, sociales, medioambientales o una combinación de todos ellos, el desperdicio de alimentos es algo que no debemos pasar por alto. Con la ayuda de Noelia López, nutricionista de Nestléprofundizamos en las pautas que debemos seguir para no caer en la tentación de desechar más de lo debido.

Claves para evitar el desperdicio de alimentos

Comprar y cocinar de forma eficiente son factores trascendentales a la hora de evitar producir más residuos orgánicos. El experto señala una serie de pautas para poder sacarle partido a todo:

  • Control de despensa y nevera.. Tener bajo control lo que tenemos tanto en nuestra despensa como en nuestra nevera es fundamental. Si no lo hacemos, no sabemos lo que tenemos y lo que debemos comprar. En este sentido, el orden es fundamental.
  • Planificación. Organizar qué se va a comer y cuándo es un elemento clave para evitar el desperdicio de alimentos.
  • Organizar la lista. Debemos ordenar la lista de la compra de acuerdo a cómo está dispuesta la comida en la tienda. De esta forma, garantizaremos que obtenemos todo lo que necesitamos, sin olvidarnos de nada ni perder el tiempo innecesariamente.
  • Aprovechar. Gran parte de lo que tiramos se puede reutilizar. Es el caso, por ejemplo, de las pieles de verduras o de las espinas de pescado, que se pueden utilizar en caldos.
  • Congelador. Congelar alimentos siempre será una opción ideal. Eso sí, debemos utilizar recipientes aptos para bajas temperaturas, así como herméticos. Además, la experta asegura que ponerle la fecha de preparación a todo lo que se almacene en el freezer garantizará un mejor manejo de los alimentos.
Organizar adecuadamente los alimentos en la nevera facilita su conservación y uso EFE/Paco Torrente

Si vas a congelar…

Entre los diferentes consejos mencionados anteriormente, Noelia López insiste en hablar de la congelación. Porque es importante tener en cuenta que el proceso de congelación frena el crecimiento de los microorganismos, pero no los mata.

Otras notas de Salud:  La decisión varonil sobre la vasectomía

Por ello, hay que tener cuidado con ciertos aspectos como:

  • no volver a congelar: solo se puede volver a congelar si los alimentos previamente congelados se han cocinado a altas temperaturas.
  • No congelar si aún está caliente.: si lo hiciéramos, estaríamos modificando considerablemente la temperatura de la nevera, que además de no ser sostenible, tampoco es segura para otros alimentos, que pueden verse afectados por ella.

Tenga en cuenta nuestra realidad

De una forma u otra, lo cierto es que la forma más eficiente de evitar el desperdicio de alimentos es tener en cuenta la situación de la que partimos:

  • los rutina lo que seguimos
  • El número de personas que viven juntas En la casa
  • Los tiempos a los que recurrimos restauracion

cocinar para toda la semana

Una de las herramientas de planificación más útiles es la conocida como “Batch cooking”, práctica que, a pesar de haber tenido siempre una presencia indiscutible, la renovación del concepto al que hace referencia es tendencia actual.

Este anglicismo engloba la idea de cocinar de manera eficiente, ahorrando tiempo, recursos energéticos y materiales, haciéndolo todo al mismo tiempo y en pocas horas.

Noelia López menciona diferentes formas de poner en práctica esta herramienta.

recetas

los cocinar para toda la semana implica cocinar cosas diferentes, pero con la misma base. Un ejemplo de ello es la versatilidad de la salsa de tomate, que se puede reutilizar en otras preparaciones como garbanzos con tomate ondas papas rellenas.

Otras preparaciones que tienen más presencia en esta herramienta de planificación culinaria son las cremas y sopas de verdurassi son calientes o fríos. A base de legumbres, patatas o cualquier tipo de verdura, este tipo de recetas permiten aprovechar todas aquellas verduras que encontremos en nuestra nevera. es el caso del crema de calabacín, espárragos, calabaza o espinacas.

Otras notas de Salud:  Pastillas de fresa para niños con VIH

como preparar ensaladas

Cabe recordar que debemos consumir vegetales crudos en una proporción considerable, por el valor nutricional que esto implica. Y es que, aunque es lo primero que se nos viene a la cabeza, la ensalada no es la única opción para comer verduras crudas. El gazpacho es otra alternativa fácil de hacer y conservar.

Y es que, en el caso de la ensalada, la conservación (preparada) es algo que debemos tratar con mayor cautela.

Descartada la opción de congelación (porque sus ingredientes pierden gran parte de la parte organoléptica y sensorial), la prioridad se pone en cómo conservarlo.

La nutricionista de Nestlé explica la forma correcta de conservar una ensalada: por capas.

  • alimentos con mas agua primero, en el fondo. pepino o tomate
  • Alimentos más sensible a la humedad (como lechugas o brotes verdes) en la parte superior, para evitar el contacto con las anteriores.

para no repetir

Para evitar repeticiones, debemos intentar utilizar diferentes tipos de cocción y tener siempre a mano productos congelados y enlatados, como judías verdes con zanahorias, champiñones deshidratados, conservas de pescado…

Es importante variar en las formas de cocinar: al no depender de un único método de cocción, podemos ser flexibles en las técnicas de cocción elegidas, además de poder preparar todos los platos en menos tiempo.

Eso sí, hay que aprovechar al máximo los electrodomésticos para que sean eficientes. En el caso de utilizar el horno, podemos recurrir a diversas preparaciones para que el consumo energético no sea en vano.

Dejá un comentario