El ictus siempre es una emergencia médica

El accidente cerebrovascular, una alteración del flujo sanguíneo al cerebro, es siempre una emergencia médica, independientemente del tipo o la intensidad. El tiempo juega en contra de una enfermedad que es la primera causa de muerte en mujeres, la segunda en hombres y la principal causa de invalidez en España. Radiografía de esta patología cerebrovascular en vísperas del Día Mundial del Ictus.

De acuerdo a Sociedad Española de Neurología (SEN)El ictus es una urgencia médica porque es una enfermedad dependiente del tiempo, es decir, cuanto más precoz sea su detección, acceso a pruebas y tratamiento, mayor será la probabilidad de sobrevivir a esta enfermedad y mayor la probabilidad de superarla sin secuelas importantes.

“El ictus se produce como consecuencia de la alteración del flujo sanguíneo que llega al cerebro”, explica el Dra. Mar Castellanos, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN.

En más del 80% de los casos, la causa es la obstrucción de uno de los vasos que irrigan el cerebro, generalmente por un coágulo: es lo que se denomina accidente cerebrovascular isquémico.

Pero también puede deberse a la rotura de uno de estos vasos: es el ataque hemorragico.

“Sin embargo, independientemente del tipo de ictus sufrido, siempre estaremos hablando de una urgencia o urgencia médica, porque cuanto más tiempo esté una zona de nuestro cerebro sin riego sanguíneo, mayores serán las consecuencias”, advierte el neurólogo.

Solo en España, según datos de la SEN, unas 110.000 personas sufren un ictus cada año, de las que al menos el 15% fallece y, entre los supervivientes, en torno al 30% permanece en situación de dependencia funcional.

En España, el ictus es también la primera causa de muerte en mujeres, la segunda en hombres y la primera causa de discapacidad tanto en hombres como en mujeres: más de 350.000 personas tienen alguna limitación en su capacidad funcional a consecuencia de esta enfermedad.

Solo el 50% reconoce los síntomas del ictus

A pesar de que se estima que 1 de cada 4 adultos sufrirá un ictus a lo largo de su vida, en España solo el 50% de la población sabría reconocer los síntomas de esta enfermedad, que en todos los casos supone una urgencia médica:

  • Pérdida repentina de fuerza o sensibilidad. en una parte del cuerpo. Afecta generalmente a la mitad del cuerpo y se manifiesta principalmente en la cara y/o las extremidades.
  • Cambio repentino en el idiomacon dificultades para hablar o comprender.
  • cambio repentino en la visióncomo pérdida de visión en un ojo, visión doble o pérdida de visión en un lado de nuestro campo visual.
  • Pérdida repentina de la coordinación o el equilibrio.
  • Dolor de cabeza muy intenso y diferente de otros dolores de cabeza habituales.
Otras notas de Salud:  ¿Buscas una vuelta a la rutina sin contratiempos?

“Los síntomas del ictus generalmente se presentan de forma repentina e inesperada y, aunque los pacientes suelen experimentar varios de estos síntomas, el solo hecho de identificar uno de ellos es motivo suficiente para llamar al 112. Aunque los síntomas desaparezcan a los pocos minutos, hay que acudir a urgencias” , dice el especialista.

“Por eso, y por segundo año consecutivo, la campaña del Día Mundial del Ictus se centra en que organizaciones de todo el mundo se unan para intentar aumentar el conocimiento que la población tiene sobre sus síntomas, porque reaccionar a tiempo es fundamental para sobrevivir. o no sufrir una discapacidad por esta enfermedad”, añade.

EFE

La prevención es clave

Así como es importante reconocer los síntomas, también es muy importante prevenir esta enfermedad. De no ser así, los expertos estiman que en la próxima década los accidentes cerebrovasculares aumentarán un 34%.

Aunque la incidencia de ictus aumenta significativamente con la edad, más del 60% de los casos se dan en personas menores de 70 años y el 16% en personas menores de 50 años. Es decir, aunque la edad es un factor de riesgo que no se puede modificar, también influyen otros factores.

El factor de riesgo más importante para la aparición de un ictus es Alta presión sanguínea.

Pero también otros como el Tabaquismo, sedentarismo, dieta poco saludable, obesidad, consumo excesivo de alcohol, fibrilación auricular, niveles elevados de lípidos en sangre, diabetes mellitus, genética, estrés…

La mayoría de factores de riesgo del golpe constituyen una llamada de atención ante una posible emergencia y pueden ser modificadas. Se estima que solo controlando adecuadamente los factores de riesgo modificables se podrían prevenir hasta el 90% de los casos de ictus.

“La prevención es muy importante, no solo porque es algo que está en nuestras manos, sino porque si no lo hacemos, estimamos que en la próxima década habrá un aumento del 34% en el número de ictus, un 45% aumento de las muertes por ictus y un aumento del 25% en el número de supervivientes de ictus con discapacidad en Europa”, considera la Dra. Mar Castellanos.

Otras notas de Salud:  La evolución de la pandemia de covid-19 en imágenes...moleculares

“Confiamos en que días como este sirvan para aumentar el conocimiento sobre esta enfermedad y que planes como el Plan de Acción Europeo contra el Ictus, al que se han adherido recientemente el Ministerio de Sanidad y la SEN, ayuden también a poner freno a esta enfermedad. ”.

los Plan de acción europeo contra el ictus contempla los siguientes objetivos para 2030:

  • Que el número de casos de ictus en Europa se reduzca al menos en un 10%.
  • Que el 90% o más de todos los pacientes con ictus en Europa sean tratados en Unidades de Ictus, como primer nivel asistencial.
  • Que existan planes nacionales de ictus que cubran toda la cadena asistencial, desde la prevención primaria hasta el post-ictus.
  • Que se implementen estrategias nacionales de salud pública, promoviendo y facilitando un estilo de vida saludable y reduciendo los factores ambientales, socioeconómicos y educativos que aumentan el riesgo de ictus.

Jornada para analizar el impacto de la enfermedad

En el marco del Día Mundial del Ictus (29 de octubre) el Fundación de freno de carrera Al lado de Sociedad Española de Neurología (SEN)la Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (GEECV) de la SEN y el apoyo institucional de la congreso de diputadosorganizó la jornada informativa “Encuentro Científico, Social e Institucional sobre Ictus” cuyo objetivo se centró en analizar el impacto de la enfermedad desde diferentes perspectivas.

La Dra. Mar Castellanos explicó que en nuestro país se deben seguir implantando unidades de ictus donde se pueda tratar correctamente a los pacientes, ya que permiten reducir la mortalidad en un 25 por ciento, pero recordó que en España todavía hay menos de las necesarias.

Por su parte, el el doctor Manuel Moreu Gamazo, miembro del Grupo Español de Neurorradiología Intervencionista (GeNI), explicó la evolución del tratamiento de revascularización del ictus.

Otras notas de Salud:  Música para mitigar el dolor colectivo

Moreu alertó sobre la importancia de identificar los síntomas e intervenir con rapidez y “nunca acostarse a esperar una mejoría”, además indicó que se deben concentrar los esfuerzos en reducir el tiempo desde que se detectan los síntomas hasta que son atendidos en un hospital adecuado. “y eso se mejora educando a la población sobre cómo detectar y actuar ante un ictus”.

Durante el acto, también se abordó la patología desde su dimensión social en una mesa en la que se dio a conocer el programa “Guía en DCA” de ayuda y acompañamiento a los afectados en todos los trámites de dependencia, invalidez e invalidez en sus primeras fases. de la enfermedad y en el que también participaron pacientes compartiendo experiencias de vida y resiliencia ante el ictus.

julio agredanopresidente de la Fundación de freno de carrera Explicó que claramente el eslabón débil en la cadena de supervivencia del ACV es la sociedad, ya que más del 50 por ciento de las personas desconocen los síntomas de esta enfermedad y cómo actuar.

“El trabajo de la fundación es tratar de cambiar esta situación, tenemos que convertirnos en el eslabón fuerte y ser los primeros en activar el “código ictus”. Además, ya hemos abierto la línea de inclusión y estamos realizando proyectos que realmente tienen un impacto positivo en la persona afectada y su entorno”.

Dejá un comentario