Migraña: conoce los factores ambientales y personales

Aunque las causas de la migraña aún no están del todo claras, todo parece apuntar a la existencia de una alteración neurológica en el procesamiento de los estímulos dolorosos por parte de los pacientes, y en la que, como ya hemos dicho, los factores ambientales y personales los conocemos a fondo. .

En cuanto al tema hereditario, se estima que la enfermedad tiene una heredabilidad del 42% y ya se han identificado más de 40 marcadores genéticos relacionados con la migraña.

Pero la migraña no es solo uno de los tipos de dolor de cabeza más frecuentes (dolor de cabeza primario), sino también uno de los que generan mayor discapacidad entre quienes la padecen.

La migraña afecta a alrededor del 14% de la población europea, principalmente mujeres (aproximadamente el 80% de los casos) y de mediana edad (20-50 años).

También afecta a los más jóvenes. Se estima que el 9 % de los niños y jóvenes europeos sufren migraña, más a menudo en niñas (9 %) que en niños (5 %).

En España, y según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN)Cerca de 5 millones de personas la padecen, de los cuales 1,5 millones la padecen en su forma crónica, es decir, experimentan dolores de cabeza más de 15 días al mes.

Cuando hablamos de migraña, solemos diferenciar entre varios tipos según la frecuencia en la que aparecen los ataques de dolor de cabeza y la presencia o ausencia de aura. Así, cuando una persona con migraña sufre una crisis de cefalea más de 15 días al mes, se denomina migraña crónica, en contraposición a la denominada migraña episódica..

Doctor Pablo Irimia, Coordinador del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología.

Si el dolor de cabeza se acompaña de la presencia de síntomas neurológicos que lo preceden -siendo los más prevalentes cambios en la visión u hormigueo en distintas partes del cuerpo- se denomina migraña con aura.

Otras notas de Salud:  Los mejores alimentos para combatir la ola del calor

Según el citado especialista, la migraña crónica produce entre cuatro y seis veces más discapacidad que la migraña episódica y las personas con migraña con aura tienen mayor riesgo de sufrir otro tipo de complicaciones, como ictus, que las personas que padecen migraña sin aura.

Migraña: factores ambientales y personales

Se han descrito numerosas circunstancias o situaciones que pueden actuar como precipitantes de los ataques de migraña, pero no afectan de la misma manera a todos los pacientes.

Los más comunes son los hormonales (75%), el estrés (71%) y los relacionados con cambios en el patrón de sueño (68%).

“También hay otros factores ambientales y personales como el consumo de alcohol, tabaco, ayuno, cambios atmosféricos, ruido…”, señala el Dr. Pablo Irimia.

Precisamente a estos factores ambientales y personales se atribuyen las diferencias de prevalencia que existen entre las distintas Comunidades Autónomas españolas.

Si bien se estima que la migraña afecta al 12,6% de la población general en el conjunto de España (17,2% en mujeres y 8% en hombres), en Navarra, Castilla-La Mancha y AragónAfecta a menos del 10% de la población.

Por el contrario, en Islas Canarias, Murcia y Cantabria Se estima que alrededor del 18% de la población general la padece.

La falta de conciencia por parte de la sociedad, que no considera su dolor de cabeza como motivo de consulta médica, hace que la SEN considere que más del 40% de las personas que padecen migraña en España aún no están diagnosticadas.

También se ha estimado que el paciente puede tardar más de 6 años en recibir el diagnóstico, y que pueden transcurrir hasta 14 años desde el primer ataque de migraña hasta la primera consulta con atención especializada.

Además, las personas con migrañas a menudo tienen numerosas comorbilidades asociadas como trastornos vasculares, enfermedades neurológicas, trastornos psiquiátricos y psicológicos, trastornos del sueño, enfermedades inflamatorias… que pueden empeorar las crisis en términos de duración, frecuencia o intensidad del dolor.

En este sentido, el estrés, ansiedad y depresión Suelen ser las comorbilidades más frecuentes.

Otras notas de Salud:  El traslado neonatológico, seguro y eficaz, de un bebé

Se estima que más del 50% de las personas con migraña sufren estrés, más del 30% insomnio y/o depresión y más del 20% ansiedad.

Migraña: entra en mi cabeza

Para comprender mejor la condición de las personas que padecen esta patología, el Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE) ha lanzado un video con el siguiente mensaje:

La citada Asociación también pide una Estrategia Nacional para enfrentar este padecimiento, que “debe visibilizar la enfermedad, minimizar las inequidades y garantizar la mayor calidad de atención posible”.

Sus responsables consideran que es un enfermedad banalizada e infradiagnosticada, y para darlo a conocer se han organizado para el próximo martes, el 13un dia que será retransmitido en directo por el canal de Youtube de AEMICETV.

Migraña y trabajo: algunos consejos

La Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE) también ofrece, en su página web, diferentes consejos para hacer frente a esta dolencia, de los que recogemos, para su interés, los relacionados con el ámbito laboral:

controlar el estrés: Un poco de estrés en el trabajo puede ser una fuente de motivación. Pero no lo olvidemos: el estrés crónico y mal controlado puede afectar negativamente a su salud y aumentar el riesgo de ataques de migraña.

Si te sientes presionado, sal a caminar. Un poco de aire fresco puede ayudarte a retomar tu actividad con más energía.

Usa técnicas de meditación: Ayudarte a controlar el estrés; la respiración profunda relajará tu sistema nervioso y te ayudará a evaluar la situación que te preocupa desde otra perspectiva.

Planifica tus tareas: también es clave una buena organización de las tareas a realizar:

Cuando llegues a la oficina, crea una lista de todas las tareas pendientes y ordénalas de mayor a menor urgencia para que sepas por dónde empezar.

Te ayudará a mantenerlos bajo control y a reducir la sensación de estrés.

Organiza tu tiempo para que puedas llevar a cabo las tareas que te has propuesto a lo largo del día: consultar correos, llamadas…

Otras notas de Salud:  Seminario para periodistas sobre logros, avances y futuro de las vacunas

Reserva unas horas para revisar el correo electrónico, por ejemplo, puedes hacerlo cada dos horas.

Si puede, delegue parte de su trabajo. No tienes que hacer todo tú mismo si trabajas en equipo.

Adapta tu espacio de trabajo: Desde una buena postura hasta tomar pequeños descansos, pueden ayudar a mantener alejados los episodios de migraña:

Asegúrate de mantener una postura correcta para tus cervicales: espalda bien colocada sin estar encorvada.

Si tienes que estar sentado todo el día, levántate de vez en cuando para estirar las piernas.

Si trabajas frente al ordenador, la pantalla debe estar a la altura de los ojos y a unos 50 o 100 cm de distancia.

Reducir el brillo de la pantalla: No fuerces la vista. Aumenta el tamaño de letra o amplía la vista de los documentos con el zoom, si crees que no ves bien o te duelen los ojos.

Come sano y fuera de tu zona de trabajo: Olvídate de comer en tu escritorio y/o frente a la computadora y trabajar mientras comes.

Recuerda que es importante hacer el descanso para comer todos los días a la misma hora.

Si es posible, sal de la oficina para comer y tomar un poco de aire fresco. Es una buena manera de combatir el estrés y desconectar.

Te recomendamos que elijas platos saludables libres de aditivos y conservantes.

Da a conocer tu enfermedad en tu entorno laboral: La migraña es una afectación neurológica, con la misma importancia que cualquier otra enfermedad.

Comunicar que sufres de migraña puede ayudar a tus superiores y/o equipo a comprender tus necesidades específicas, lo que te ayudará a estar más relajado. No seas tímido al hablar de ella naturalmente.

nuevos tratamientos

En los últimos años se han producido grandes avances en el tratamiento preventivo de la migraña, con la aparición de varias alternativas terapéuticas.

Sin embargo, se estima que menos del 14% de los pacientes que requieren tratamiento preventivo lo están recibiendo.

Por otro lado, y en cuanto al tratamiento sintomático, solo el 30% de los pacientes con migraña episódica y solo el 50% de las personas con migraña crónica utilizan fármacos específicos para esta enfermedad.

La SEN también insiste en la necesidad de promover una plan estratégico nacional en el Sistema Nacional de Salud para el abordaje integral de las cefaleas y migrañas, entre otros, para mejorar la formación de especialistas con el fin de reducir la demora diagnóstica y promover el uso de medicamentos preventivos.

Dejá un comentario