El futuro de la oftalmología pasa por la apuesta en investigación

Cirugía refractaria para discapacidad visual; el láser para cataratas o las investigaciones en curso para el ojo seco, la retina o el glaucoma son los principales avances de la oftalmología y así lo recoge en un artículo para EFEsalud el oftalmólogo Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, de la Unidad de Córnea y Cristalino del Fernández-Vega Instituto Oftalmológico.

“No cabe duda de que la oftalmología nos sigue presentando retos, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de muchas patologías visuales de difícil abordaje”, afirma la especialista, quien asegura que el reto es mantenerse a la vanguardia de la investigación. en la próxima década.

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV), con sedes en Oviedo y Madrid, cuenta con 135 años de historia y cinco generaciones de oftalmólogos. Desde 2009 cuenta con la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO), que cuenta con cuatro grupos de investigación oftalmológicos diferenciados: superficie ocular, genética del glaucoma, neurobiología retiniana e investigación clínica.

Por el Dr. Luis Fernández-Vega Cueto-Felgueroso

En el siglo XXI se han producido grandes avances en la investigación sanitaria y, en concreto, en el sector de la oftalmología. Esto se debe a múltiples factores, entre los que destaca el desarrollo de patologías relacionadas con el mayor uso de la visión cercana sin descanso (estudio, lectura, uso de pantallas, etc.) y la consiguiente disminución de actividades que permiten mirar de lejos.

Se estima que el 52% de la población mundial en 2050 será miope. De hecho, ya es la principal causa de discapacidad visual moderada y grave en los países desarrollados. Por ello, en los últimos años, la investigación se ha centrado en avanzar en la cirugía refractiva para corregir o minimizar los errores refractivos, entre los que se encuentran, además de la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia.

En cuanto a las patologías más prevalentes relacionadas con el envejecimiento progresivo de la población, principal factor de riesgo de múltiples alteraciones oculares, la más extendida es cascada, la principal causa de ceguera reversible en todo el mundo. Su cirugía es la más frecuente en los países desarrollados: cada año se realizan alrededor de 30 millones de intervenciones en el mundo y en España, más de un millón.

En los últimos años, uno de los principales avances en la técnica quirúrgica de cataratas Ha sido el láser de femtosegundo, aprobado en 2010 para su uso en esta cirugía, el que ha conseguido aumentar la precisión y seguridad de la intervención. Otra innovación fundamental en este campo es la lentes intraocularesque en los últimos años han alcanzado un nivel excepcional de calidad y rendimiento, lo que les permite proporcionar una buena agudeza visual para cualquier distancia.

Para avanzar en el conocimiento de las bases de las enfermedades que provocan ceguera y alteraciones de la visión y lograr así nuevas medidas de prevención, diagnóstico y tratamiento médico-quirúrgico, el esfuerzo realizado en investigación traslacionales decir, la que va desde el laboratorio hasta la cabecera del paciente.

En este sentido, trabajamos en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV), con una dilatada experiencia adquirida en nuestros 135 años de historia y cinco generaciones. Desde 2009 contamos con la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO), que cuenta con cuatro grupos de investigación diferentes: superficie ocular, genética del glaucoma, neurobiología retiniana e investigación clínica.

EFE/SRDJAN SUKI

Las patologías de la superficie ocular afectan cada vez más a la población de los países desarrollados.

Muchas de estas enfermedades actualmente no tienen un tratamiento curativo, es por eso que en la Fundación de Investigación en Oftalmología contamos con un grupo que ha Líneas abiertas de investigación en ojo seco (envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas, que no son superficiales), queratocono, medicina regenerativa de la córnea y terapias avanzadas (terapia celular, ingeniería de tejidos).

También contamos con un grupo de investigación. glaucoma, segunda causa de ceguera en el mundo. Nuestros estudios en genética ocular se centran en varias líneas diferenciadas para la detección precoz de esta patología mediante la búsqueda de biomarcadores proteicos y el estudio de genes de riesgo asociados.

En cuanto a la neurobiología de retinaestamos investigando las células dañadas (células ganglionares y otras) para evitar su muerte y lograr una mayor supervivencia mediante el uso de factores que protegen la parte de la célula que les da energía (las mitocondrias).

Asimismo, nos enfocamos en la degeneración macular relacionada con la edad (AMD), una patología ocular para la que actualmente no existe cura. Esto afecta a la retina y en concreto a la mácula, que es donde se encuentra la visión central, la que permite enfocar los objetos y diferenciar los más mínimos detalles.

En los últimos años, las vías de investigación para la degeneración macular relacionada con la edad han avanzado exponencialmente, especialmente en los ensayos de terapia génica. En nuestro caso, estamos estudiando la implicación del zinc y las metalotioneínas (las proteínas más importantes en la regulación de los niveles de zinc) en el desarrollo de esta enfermedad.

El cuarto grupo de investigación, relacionado con la investigación clínica, es fundamental para mejorar el abordaje de muchas patologías visuales, en muchos casos infradiagnosticadas. Esto se debe a que permite trasladar la investigación básica a la consulta en beneficio del paciente, fomentando la multidisciplinariedad.

En FIO nos centramos en el estudio del segmento anterior y posterior del ojo. Un equipo multidisciplinar del IOFV, formado por oftalmólogos, optometristas, enfermeros, farmacéuticos y personal auxiliar, entre otros, se dedica al estudio de la patologías y tratamientos que afectan a la córnea, cristalino, retina y glaucoma.

Estas investigaciones son posibles gracias a la gran afluencia de pacientes que pasan por el Instituto cada año, más de 110.000, lo que se traduce en más de 220.000 ojos que se pueden analizar para avanzar en la investigación de patologías oculares.

Ahora, en nuestro horizonte está el desafío de permanecer a la vanguardia de la investigación en la próxima década.

Ante futuras pandemias y nuevas enfermedades, tendremos que fortalecer nuestras líneas de trabajo y seguir consolidando la formación de equipos multidisciplinarios. Porque algunas de estas patologías también afectan a los ojos, como la covid-19, que hemos estudiado porque en algunos casos ha dejado secuelas oculares similares a las de los pacientes con neuropatía diabética y ojo seco, o el reciente brote de viruela símica, que puede afectan los ojos en un 20% de los casos y provocan queratitis, es decir, inflamación de la córnea.

No cabe duda de que la oftalmología sigue planteándonos retos, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de muchas patologías visuales de difícil abordaje. Desde el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega seguiremos trabajando para seguir mejorando la calidad de vida de nuestros pacientes.

Otras notas de Salud:  consejos del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega

Dejá un comentario