Judías verdes, fuente de fibra y vitaminas

Las judías verdes proporcionan muy pocas calorías y una serie de beneficios para la salud. Esta hortaliza, consumida en todo el mundo, es un alimento muy versátil con el que preparar platos saludables y sabrosos


Las judías verdes contienen vitaminas y antioxidantes, que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. FOTO: PURIFICACIÓN DEL LEÓN.

Judías verdes, judías verdes, judías verdes, judías tiernas, judías verdes o judías verdes son solo algunos de los nombres que recibe este alimento, presente en las cocinas de los cinco continentes.

Las judías verdes pueden ser planas o redondas y vienen en una variedad de tamaños, aunque por lo general son miden entre 10 y 30 cm. Además, entre los diversos tipos de judías verdes, podemos encontrarlas de color verde intenso, verde más claro, amarillas, moradas, etc.

“Tanta variación se debe a los diferentes cruces entre plantas y la adaptación a todo tipo de condiciones en las que han sido cultivadas en su larga historia”.

aclara la Fundación Española de la Nutrición.

Las judías verdes son un alimento saludable y bajo en calorías. De hecho, “100 gramos de judías verdes solo tienen 28 calorías”, dice Juan Madrid Conesa, médico especialista en endocrinología y director del programa de televisión “La salud en tus manos”.

El Dr. Madrid añade que esos 100 gramos de judías verdes contienen “5 gramos de hidratos de carbono, 2 gramos de proteína, que está bastante bien para una verdura, prácticamente no tienen grasa y son un 90% agua”.

Además, el endocrinólogo indica que En 100 gramos de judías verdes hay 2,4 gramos de fibra, que es una cantidad considerable. Tener 23 miligramos de vitamina Cuna cantidad moderada y 28 microgramos de betacaroteno.

Otras notas de Salud:  El consumo de zinc, un aliado contra el envejecimiento

“De ácido fólico, que es vitamina B9, tienen 60 microgramos, que es una cantidad bastante considerable. También tienen vitamina B2 y vitamina B6 en menor cantidad”, detalla.

“En cuanto a minerales, son ricas en potasio, como todas las verduras, ya que las judías verdes contienen 260 miligramos. También tienen magnesio, fósforo y yodo. Destaca su bajo contenido en sodio y su contenido en cromo, mineral cuya importancia en la salud de las personas se está estudiando mucho.

señala el especialista.

Beneficios para el cuerpo

Por todo ello, las judías verdes aportan múltiples beneficios a nuestro organismo.

En primer lugar, “al tener pocas calorías, ayudan a mantener el peso. A las personas con sobrepeso u obesidad les ayudaría a perder peso”, dice el Dr. Madrid.

Además, gracias a la fibra que contienen, ayudan a prevenir el estreñimiento.

“Tienen tanto fibra soluble como insoluble, lo que retrasa la absorción de los hidratos de carbono”, explica la especialista.

Las judías verdes también tienen “vitaminas y antioxidantes, que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer”, dice.

judías verdes
Una de las vitaminas presentes en las judías verdes es la B9 o ácido fólico, muy importante para las mujeres embarazadas. FOTO: PURIFICACIÓN DEL LEÓN.

Una de las vitaminas presentes en las judías verdes es la B9 o ácido fólico, muy importante para las mujeres embarazadas.

Sin embargo, el endocrinólogo señala que todas las mujeres embarazadas, así como aquellas que pretendan quedar embarazadas, deben tomar suplementos de ácido fólico, aunque consuman judías verdes.

A la hora de comprar este alimento, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones.

“En primer lugar, hay que asegurarse de que tengan un color brillante y vivo. No deben ser ni muy duras ni muy blandas. Así, si coges una judía verde, unes las puntas y no se rompe, ese ya no vale, porque eso indica que no está tierno. En cambio, si cortas el frijol y sale una gota de agua, es porque está fresco”.

subraya el opcional.

Para conservar las judías verdes, recomienda guardarlas en el refrigerador en una bolsa de plástico con agujeros, ya que pueden durar alrededor de una semana.

Otras notas de Salud:  Alzhéimer, identificados 75 factores de riesgo genético

El doctor Madrid comenta que, en principio, cualquiera puede comer judías verdes, aunque padezca alguna patología, ya que es un alimento que no tiene contraindicaciones.

Sin embargo, advierte que las judías verdes nunca se deben comer crudas porque contienen una sustancia llamada faseolina que es tóxica para el organismo pero que desaparece con la cocción.

Afortunadamente, hay muchas formas de cocinar las judías verdes. Se pueden estofar con jamón, revueltos con huevos, como guarnición de carnes y pescados, como parte de guisos, etc.

Receta con judías verdes

De este modo, El chef mexicano Heriberto de Jesús Velarde Vargas nos ofrece una receta para preparar esta verdura de una forma original y saludable.

Es un mixiote de judías verdes, para lo cual se necesitan estos ingredientes:

  • 150 gramos de judías verdes
  • 80 patatas
  • 80 zanahoria
  • 80 pimiento
  • 80 brócoli
  • 50 cebolletas
  • 80 pollo
  • 2 hojas de maguey u hojas de mixiote sintético
  • Unos 30 centímetros de cuerda o hilo de cáñamo, sal, pimienta y pimentón.
receta de judías verdes
Judías verdes mixtas, receta del chef mexicano Heriberto de Jesús Velarde Vargas.

Elaboración:

  1. Para elaborar este plato, el primer paso es “lavar y cortar las judías verdes, las patatas, las zanahorias, el brócoli y la cebolleta y reservar”, explica Velarde.
  2. A continuación, hay que “asar el pimiento morrón a fuego directo, colocarlo en un recipiente limpio o bolsa con sal y dejarlo 5 minutos para quitarle la piel.
  3. Luego, se corta en juliana y se reserva”, especifica. También hay que cortar el pollo “en mirepoix, se sazona con sal, pimienta y pimentón y se reserva”, indica.
  4. Lo siguiente es “hidratar las hojas de maguey y colocar todas las verduras y el pollo, sazonar con sal y pimienta y cerrar con el moño.
  5. La cocción será al baño maría o en vaporera durante 25 minutos”, dice. Por último, el cocinero recomienda servir y ahumar la hoja de maguey con un soplete.
Otras notas de Salud:  Agua, salud y sostenibilidad

Dejá un comentario