La ingesta de aguacate se asocia a un menor riesgo cardiovascular

Los aguacates contienen fibra dietética, grasas saludables y otros componentes que se han asociado con una buena salud cardiovascular. Ahora, un equipo científico ha descubierto que comer dos o más porciones de esta fruta a la semana se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular

Esta es la principal conclusión de un estudio observacional publicado en el Journal of the American Heart Association, que indica que sustituir el aguacate por determinados alimentos que contienen grasas, como la mantequilla, el queso o las carnes procesadas, está relacionado con un menor riesgo de eventos cardiovasculares. enfermedad.

Los autores creen que este es el primer estudio prospectivo a gran escala, un seguimiento de 30 años, que respalda la asociación positiva entre el aumento del consumo de aguacate y la disminución de los eventos cardiovasculares, como la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular. de la Asociación Americana del Corazón.

“Nuestro estudio aporta más evidencias de que la ingesta de grasas insaturadas de origen vegetal puede mejorar la calidad de la dieta y es un componente importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares”, resume Lorena S. Pacheco, autora principal del estudio e investigadora del departamento de nutrición de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard en Boston.

Durante 30 años, los investigadores siguieron a 68 780 mujeres (de 30 a 55 años) y a unos 41 700 hombres (de 40 a 75 años). Todos estaban libres de cáncer, enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular al comienzo del estudio y vivían en los Estados Unidos.

Los investigadores documentaron 9185 casos de enfermedad coronaria y 5290 accidentes cerebrovasculares durante más de 30 años de seguimiento.

Otras notas de Salud:  ¿Qué es la queratosis actínica y cómo podemos detectarla?

Evaluaron la dieta de los participantes mediante cuestionarios, al comienzo del estudio y cada cuatro años. En estos se les preguntó sobre la cantidad de aguacate consumido y la frecuencia de ingesta: una ración equivalía a medio aguacate o media taza de aguacate.

Según las observaciones, los participantes que comían al menos dos porciones de aguacate por semana tenían un 16 % menos de riesgo de enfermedad cardiovascular y un 21 % menos de riesgo de enfermedad coronaria, en comparación con los que nunca o rara vez comían aguacate.

Según el modelo estadístico, sustituir media porción diaria de margarina, mantequilla, huevos, yogur, queso o carnes procesadas como el tocino por la misma cantidad de aguacate se asoció con un riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 16 % y un 22 % menor.

La sustitución de la mitad de una porción diaria de aguacate por la cantidad equivalente de aceite de oliva, nueces y otros aceites vegetales no mostró ningún beneficio adicional.

No se observaron asociaciones significativas en relación con el riesgo de accidente cerebrovascular y la cantidad de aguacate consumido.

“Sustituir el aguacate por ciertos productos para untar y alimentos que contienen grasas saturadas, como el queso y las carnes procesadas, es algo que los médicos y otros profesionales de la salud pueden hacer cuando se encuentran con los pacientes, especialmente porque el aguacate es un alimento bien aceptado”, dice Pacheco.

El estudio es observacional, por lo que no se puede demostrar una causa y un efecto directos.

Existen otras limitaciones, como la relacionada con la recopilación de datos y la composición de la población de estudio: los análisis del estudio pueden verse afectados por errores de medición, ya que la ingesta dietética fue autoinformada.

Otras notas de Salud:  dejemos el aburrimiento fuera de la mochila

Los participantes eran predominantemente enfermeras y profesionales de la salud blancos, por lo que es posible que estos resultados no se apliquen a otros grupos.

EFE/Andy Lluvia

Dejá un comentario